Jabones faciales: un producto básico en tu día a día

¡Hola amig@s de Belletica! ¿Qué tal estáis? Esta semana os traigo un post muy básico, relacionado con la limpieza del rostro: jabones faciales, un producto indispensable en nuestro día a día.

En Belletica.com pensamos que una buena limpieza y nutrición diaria del rostro marca la diferencia. Por eso, queremos que conozcas los datos y curiosidades de este pequeño ritual diario, que muchos aconsejan hacer hasta tres veces al día, para que tu cara luzca impecable y limpia en todo momento.

Sin duda, la clave está en elegir adecuadamente los productos, siempre pensando en el que mejor se adapte a ti. En este post te mostraré todo lo que debes saber para seleccionar tus jabones ideales y sus ventajas entre la gran gama disponible en el mercado. ¡Acompáñame!

  • Tipos de jabones faciales
  • ¿Qué limpiador facial debes usar según tu tipo de piel?
  • Como elaborar tu propio jabón casero

Ahora que ya conoces los puntos que vamos a tratar en este post, no dudes en seguir leyendo si quieres conseguir información muuuy valiosa para tu rostro.

¡Comenzamos!

 

Tipos de jabones faciales 

El objetivo es lucir una cara perfecta y cuidada, pero son varios los factores que hay que tener en cuenta. En este apartado te quiero mostrar los tipos de jabones faciales que puedes encontrar en el mercado. Aunque hay una enorme variedad, tómate tu tiempo para analizar la mejor opción para tu tipo de piel, ¡es la única manera de asegurarte un resultado efectivo!

jabones faciales

Estos son algunos de los tipos más utilizados:

  • Jabón facial neutro: este jabón es ideal para pieles muy sensibles o con tendencia a algún tipo de alergia, ya que no contiene perfumes ni colorantes. Puedes lavar tu rostro con él antes de maquillarte y justo después de desmaquillarte. ¡Agradecerás lo amable que es con tu piel!
  • Jabón de glicerina: es muy ligero, y se disuelve con mucha facilidad en el agua. Además, es totalmente transparente.  La glicerina ayudará a eliminar pequeñas erupciones o barros y a humectar tu piel perfectamente.
  • Jabón con crema humectante: el Ph neutro de este tipo de jabón lo convierte en el indicado para pieles secas o aquellas que requieran mayor humedad. Sus propiedades relajarán la piel de tu rostro, devolviéndole su balance natural.
  • Jabón con algas marinas: si lo que buscas es una piel con mayor elasticidad, esta es tu opción ideal. Úsalo a diario y te ayudará a disminuir líneas de expresión y signos de la edad.
  • Jabón facial de azufre: este jabón tiene un uso muy concreto: pieles con casos severos de acné. Es un limpiador facial ideal, ya que seca las espinillas y tiene propiedades antisépticas y antibacteriales. Sin embargo, puede resultar algo fuerte para algunos tipos de piel, por lo que se recomienda consultar su uso con el dermatólogo.

jabones faciales

  • Jabón de Tepezcohuite: se trata un jabón elaborado a base de un árbol originario de México, famoso por sus propiedades regenerantes, ya que puede aliviar y sanar quemaduras ligeras, así como eliminar espinillas. También es recomendable para personas con piel normal o seca.
  • Jabón de concha nácar: este ingrediente es de gran utilidad para eliminar cicatrices paulatinamente. Puedes combinar un jabón y crema del mismo tipo para que los resultados favorables se noten mucho más rápido.
  • Jabón de avena: entre los jabones más populares se encuentran los fabricados con avena, ya que ésta es excelente para exfoliar la piel y eliminar el brillo característico del cutis graso.
  • Jabón de miel: además de ser un excelente ingrediente para tu salud, también lo es para tu rostro. Este jabón te ayudará a retener la humedad en tu cara y calmará algunas erupciones ligeras, ayudándote a exfoliar tu piel por completo.

 

Como puedes ver, hay numerosas opciones a la hora de elegir un jabón adecuado para tu rostro. Si no eres muy partidaria de usar este tipo de limpiadores, te doy otras opciones a continuación, pero siempre pensando en lo mejor para cada tipo de piel. ¡Seguimos!

 

¿Qué limpiador facial debes usar según tu tipo de piel?

Como todos sabemos, la piel de cada persona es única y especial, por lo que no todos tenemos las mismas necesidades. Y esto influye a la hora de elegir nuestros productos cosméticos, ya que una limpieza inadecuada de la piel de nuestro rostro puede provocar la aparición de problemas en el cutis (o incluso agravar los ya existentes).

Estas son mis recomendaciones según tu tipo de piel:

Piel seca o madura: la mejor opción para estas pieles son productos con ingredientes humectantes (avena, manteca de karité, aceite de oliva, aceite de almendras, aceite de semilla de girasol, aceite de semilla de arándano…), es decir, que mantengan la película de hidratación de la piel. Si este es tu caso, debes olvidar los jabones agresivos, porque resecan el cutis y lo dejan incluso irritado.

Las mejores opciones para este tipo de pieles son: las leches desmaquillantes tradicionales, los aceites limpiadores o los jabones «syndet», que además de retirar el maquillaje y las impurezas de la piel, la dejan hidratada y esponjosa.

  • Leche limpiadora: se aplica sobre el rostro generosamente y se retira con discos desmaquillantes. Aunque no limpia tan en profundidad como otros productos, se puede utilizar tanto para retirar el maquillaje, como para eliminar la suciedad acumulada a lo largo del día.
  • Aceites limpiadores: aunque hoy en día existen aceites limpiadores para todo tipo de pieles, lo cierto es que son muy adecuados para las pieles secas, ya que son las que mejor lo toleran. Disuelven y eliminan con facilidad cualquier tipo de maquillaje y mantienen la hidratación de la piel, evitando la sensación de sequedad en el rostro. Se aplican directamente sobre la piel dando un suave masaje con movimientos circulares y se aclaran con abundante agua.
  • Jabones ‘syndet’: esta es la opción más innovadora en la limpieza de pieles secas y sensibles. Son geles limpiadores sin jabón cuya denominación responde a la abreviatura synthetic detergent, que resultan de la combinación de distintos detergentes que respetan la humectación natural de la piel y proporcionan una limpieza profunda. Encontrarás este tipo de productos en farmacias y parafarmacias. Te aconsejamos lavar tu piel con agua fría para favorecer su hidratación natural.

Piel mixta o grasa: Este tipo de pieles se caracterizan por el exceso de producción de sebo, que se acumula junto a la polución, el maquillaje y otras impurezas obstruyendo los poros. Por eso requieren productos limpiadores con ingredientes astringentes (extractos de té verde, toronja, romero, lavanda, menta, hammamelis, limón…) que dejen la piel mate sin llegar a resecarla.

Para este tipo de cutis, las cremas y leches limpiadoras están totalmente contraindicadas. Tampoco los productos que contienen alcohol, ya que podrían resecar en exceso el rostro y provocar una producción excesiva de sebo. Por el contrario, los productos que mejor les funcionan son las espumas y geles faciales, así como los jabones ‘syndet’ antes mencionados. También son ideales las aguas micelares y termales. Si tienes problemas de acné, debes usar productos especiales, que contengan ingredientes antisépticos como el ácido salicílico o perióxido de benzoilo, ya que previenen y combaten los granitos.

Piel sensible: este tipo de pieles reaccionan mal a los jabones y productos con alcohol y aromas, incluso al contacto frecuente con agua. Por tanto, su limpieza debe quedar a cargo de los ya mencionados ‘syndet’, que no sean agresivos para la piel, al igual que las aguas micelares o termales.

Aquí te dejo un vídeo sobre los mejores limpiadores del rostro de Rita y Punto

Si quieres aún más opciones, no dudes en continuar leyendo. ¡Te traigo una receta de jabón casero!

 

Cómo elaborar tu propio jabón casero

Si estás cansada de probar productos cosméticos y ninguno te funciona, te invito a probar con otra idea: hacer tu propio jabón casero. Esta opción es ideal para pieles sensibles, que requieren ingredientes lo más naturales posibles y libres de sustancias agresivas. ¡A mi me encanta!

Esta receta de jabón casero la he encontrado en el portal web Mejor con Salud, que comparte una receta especial para pieles sensibles y con dermatitis, con propiedades calmantes, equilibrantes e hidratantes. Estos son los pasos que debes seguir:

La receta de este jabón se compone de cinco ingredientes principales:

Glicerina: este ingrediente combate el envejecimiento celular y tiene efectos calmantes.

Manteca de cacao: es un producto muy rico en antioxidantes, vitaminas y minerales , y además previene el envejecimiento celular y la falta de elasticidad.

Arcilla blanca, roja o rosa (en polvo): ayuda a regular la producción de grasa sin alterar el pH, así como a prevenir todo tipo de imperfecciones.

Aceite de almendra: aporta suavidad e hidratación a la piel, a la vez que calma posibles irritaciones e inflamaciones.

Aceite esencial de lavanda: también tiene propiedades antisépticas y calmantes. Además, ayuda a potenciar los efectos del resto de ingredientes.

Estas son las cantidades que debemos usar a la hora de elaborar nuestro jabón casero:

  • 1 pastilla  de glicerina (100 o 120 g)
  • 4 cucharadas de manteca de cacao (50 g)
  • Dos cucharadas soperas de aceite de almendra (30 g)
  • Dos cucharadas soperas colmadas de arcilla blanca, roja o rosa en polvo (40 g)
  • 15 gotas de aceite esencial de lavanda

Una vez listo, debemos seguir los siguientes pasos:

  • Poner la glicerina y la manteca de cacao al baño María, para que se derritan.
  • Cuando tengan una textura más o menos líquida, bajaremos el fuego para mantener el calor, y añadiremos el aceite de almendra y la arcilla en polvo.
  • Mezclaremos bien, retiraremos de la fuente de calor y añadiremos el aceite esencial de lavanda.
  • Pondremos esta mezcla en los moldes que vayamos a utilizar para los jabones. Podemos usar la base de botellas de plástico, jaboneras, etc.
  • Dejar enfriar la mezcla.

¡Ya tienes tu jabón facial casero listo!

Es una buena opción si tu presupuesto es bajo o si te apetece probar nuevas recetas.

Hasta aquí mi post sobre limpiadores y jabones faciales. Recuerda que una buena limpieza diaria es esencial para que tu rostro luzca perfecto a cualquier hora, siempre eligiendo productos que sean acordes a tu tipo de piel, ya que de lo contrario puedes incluso agravar problemas ya existentes.

Si te ha gustado este post, no dudes en compartirlo en tus redes sociales. Miss Belle vuelve la semana que viene con más consejitos de belleza para ti.  😀

¡Hasta pronto! 🙂

 

Miss Belle

Autor: Miss Belle

Comparte esta entrada en

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esto