Micropigmentación: todo lo que debes saber sobre ella

¡Hola amig@s de Belletica! ¿Qué tal estáis? Esta semana vuelvo con un post interesantísimo sobre la última técnica de estética que está arrasando, la micropigmentación.

Aunque se trate de una técnica reciente en el mundo de la belleza, cada vez son más las personas que se están uniendo a ella. La principal razón es que corrige las imperfecciones y cicatrices presentes en la piel.

Si tú o alguien de tu entorno está pensando en llevarla a cabo, no pierdas de vista el post. En él, conocerás todo lo que necesitas saber sobre ella.

  • ¿Qué es la micropigmentación?
  • Conoce los diferentes tipos de micropigmentaciones.
  • Los pasos para una micropigmentación perfecta.

Si te interesa este tratamiento, continúa leyendo. ¡Comenzamos!

¿Qué es la micropigmentación?

Cuando hablamos de tatuajes se nos vienen muchas ideas a la mente, pero rara vez lo relacionamos con belleza. En el post de hoy, te muestro como los tatuajes no sólo sirven para decorar la piel, sino que van mucho más allá.

Generalmente, cuando la piel presenta imperfecciones o cicatrices, tendemos a ocultarlas con diferentes técnicas o productos de maquillaje. Pero desde hace un tiempo, cada vez son más las personas que se están haciendo eco de un efectivo tratamiento estético que las oculta a la perfección. Estoy hablando de la micropigmentación.

¿En qué consiste exactamente la micropigmentación? Es un tratamiento estético permanente no invasivo que corrige o mejora algunas imperfecciones de la piel mediante la implantación de pigmentos de color con una pequeña aguja. Esta técnica nace en la década de los 90 y se la conoce también como maquillaje permanente o microcirugía.

En los últimos años, este innovador tratamiento ha ido ganando seguidores ya que es indoloro y su finalidad es embellecer determinadas partes del cuerpo como labios, cejas u ojos. Si en tu caso, buscas reparar imperfecciones o cicatrices a causa de enfermedades como el vitíligo o la alopecia, este tratamiento es uno de los más recomendados ya que puede emplearse de forma paramédica.

Como he mencionado antes, es una técnica bastante solicitada, pero ¿a qué se debe? Pues bien, una de sus ventajas es que es permanente. Esto significa que puedes disfrutar de sus resultados las 24 horas del día sin necesidad de retoques. Aunque te recomiendo, que cada cierto tiempo realices revisiones por si es necesario retoques.

Aunque pienses que esta técnica es similar al microblanding, no es así. El microblanding pigmenta superficialmente la dermis, por lo que su durabilidad es inferior a la micropigmentación. Además, en ambos métodos los instrumentos que se emplean son totalmente diferentes.

Una vez que has conocido un poco más sobre la micropigmentación, paso a enumerarte los diferentes tipos que hay.

¡Sigue leyendo!

Conoce los diferentes tipos de micropigmentaciones

Como ya he comentado, la micropigmentación es una técnica muy demanda y cuya finalidad puede ser estética o correctivas.

Hoy en día, existen principalmente tres tipos distintos de micropigmentaciones, especializadas en un área o problema concreto de la piel. Saber diferenciarlas te permitirá conocer cuál es tu caso, cómo realizar esta técnica y todos los aspectos a tener en cuenta antes de realizar una modificación permanente en tu piel.

 

  • Micropigmentación Estética: Ésta es una de las más conocidas actualmente. Busca embellecer naturalmente zonas del cutis como labios, cejas o la línea del ojo.

Si tus cejas están poco pobladas o tienen calvicies, con éste tratamiento les darás forma y expresividad. Mediante pequeñas líneas, pigmentas cada pelo de las cejas obteniendo un resultado de lo más natural.

En el caso de la línea del ojo, hay que tener en cuenta varios aspectos como la longitud, el color y el grosor que se desea. Con ella, lucirás las 24 horas del día una mirada definida y perfecta sin necesidad de retoques o maquillaje.

Otra posibilidad es aplicar este tratamiento sobre los labios para corregir su forma y que luzcan más voluminosos e intensos.

  • Micropigmentación Paramédica: Este tipo de micropigmentación es similar al anterior, pero se emplea principalmente para corregir y cubrir imperfecciones de la piel como cicatrices, injertos, quemaduras o vitíligo.

También está especialmente indicada para aquellas personas que han sufrido cáncer de mama. Gracias a ella, se puede llegar a reconstruir las areolas extirpadas tras su operación.

Para realizar este tipo de micropigmentación, es fundamental acudir a centros homologados que cumplan con los certificados y normas de Sanidad.

 

  • Micropigmentación capilar o tricopigmentación: Su objetivo es disimular las cicatrices provocadas por injertos capilares o bien, imperfecciones de la barba. Con ella, se crea un efecto óptico de tal forma que parezca el crecimiento natural del pelo en el cuero cabelludo. Lo único que hay que tener en cuenta para su aplicación es el frontis, tipo de cabello y color.

 

Los pasos para una micropigmentación perfecta

Pero basta de preámbulos. Sabemos que más allá de conocer en profundidad una técnica, lo que realmente te interesa es ponerla en práctica. Es así, como llegamos al último punto del post. Una vez que has conocido en qué consiste la micropigmentación y sus diferentes tipos, paso a explicarte cómo se realiza.

Si no te atreves a dar el paso hacia la micropigmentación por miedo a sentir dolor, no te preocupes. Se trata de una técnica totalmente indolora, pero con algunas molestias que pueden soportarse fácilmente.

Los motivos para decidirse por esta técnica pueden ser muy variados. Desde pequeñas imperfecciones que queramos corregir; menos esfuerzo a la hora de maquillarnos; hasta problemas estéticos graves provocados por cicatrices, enfermedades, etc…

¿Qué aspectos hay que tener en cuenta para su utilización? Antes de enfrentarte a esta técnica, debes realizar una prueba de visagismo para acordar con el técnico, el resultado final que se espera obtener. En ese momento, la persona encargada de la micropigmentación, realizará sobre una plantilla, maniquí o incluso sobre el propio paciente, el diseño que se va a realizar.

Tras ello, llega el turno de la micropigmentación. Durante este procedimiento, se implantan pigmentos a nivel epidérmico para colorear y dar forma a áreas del rostro como cejas, labios u ojos. Por lo general, tiende a ser permanente, pero todo depende de la calidad del pigmento empleado, su correcta utilización y del sistema inmunológico de la persona.

Aunque no causa dolor, puedes llegar a sentir sensaciones incómodas, especialmente en áreas sensibles del cuerpo como las areolas u ojos. Aun así, todo depende de la sensibilidad de la persona.

Finalmente, una vez realizada la técnica, debes dejar pasar unas semanas para que se aprecie realmente el resultado. Aunque es una técnica de carácter permanente, su duración está limitada, por lo que más tarde o temprano, requiere de ciertos retoques. Estos no son muy distintos a los de los tatuajes convencionales, y con realizarlos periódicamente te garantizas los mejores resultados de por vida.

 

Y hasta aquí el post sobre micropigmentación, espero que te haya gustado. Me despido hasta la semana que viene, pero ¡volveré cargada de nuevos temas tan interesantes como éste!

 

Si te ha gustado el post, no dudes en compartirlo en tus redes sociales para que todo el mundo pueda conocer este increíble tratamiento estético.

 

¡Ah! y si tienes cualquier duda sobre belleza, producto, consejos, no dudes en escribirnos a:

hola@belletica.com

Y si quieres que hablemos de algún tema en concreto, déjanoslo en los comentarios.

 

Hasta pronto😘

 

Miss Belle

Autor: Miss Belle

Comparte esta entrada en

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esto