Rutina facial: paso a paso

¡Hola amig@s de Belletica! Volvemos con un completo post sobre la rutina facial diaria. ¿Sabes cuáles son los pasos a seguir para tener una piel perfecta? Aquí encontrarás todas las claves en 6 sencillos pasos.

Como todos sabemos, el cuidado del rostro es esencial para mantener una piel limpia y sana. Es recomendable seguir estos consejos tanto por la mañana como por la noche. Es cierto que la rutina nocturna puede ser un poco más extensa, ya que en ella podemos incluir productos que actúen durante todas las horas de sueño, consiguiendo un resultado más eficaz.

Por la mañana, lo más importante es eliminar la grasa y las impurezas segregadas por la noche, devolviendo la luminosidad al rostro, hidratando y protegiendo la piel para el resto del día y la aplicación del maquillaje.

Por la noche, desmaquillaremos y limpiaremos el rostro en profundidad, iluminando la tez, sin olvidarnos de exfoliar e hidratar el rostro con los productos adecuados para este momento del día.

Vamos a desgranar cada paso para que sepas cuáles son los productos que debes usar:

1. Limpieza

Una de las partes más importantes y el paso previo a cualquier tipo de tratamiento. La limpieza previene arrugas, oxigena la piel, aporta luminosidad, disminuye los signos de fatiga y cansancio y suaviza. 

Debes hacerlo tanto por la mañana como por la noche, pero sin abusar: si limpiamos el rostro más veces de las indicadas podemos provocar el efecto contrario, irritar la piel e incrementar la producción de grasa.

No debemos olvidar que dentro de este paso se incluye desmaquillar el rostro, ya que dejar la piel maquillada durante la noche es algo que nunca debemos hacer.

Actualmente encontramos numerosos productos para este paso de la rutina facial, en este caso nos vamos a centrar en aguas micelares, geles y espumas, diferenciadas por tipo de piel. Encontrarás el enlace a cada producto en su nombre.

Piel seca

En este caso necesitaremos productos que nos aporten luminosidad e hidraten nuestra piel.

rutina facial rutina facial rutina facial

Piel grasa

Este tipo de piel necesita productos que matifiquen, eliminando el sebo y los brillos.

rutina facial rutina facial rutina facial rutina facial

 

Piel sensible

Productos con ingredientes naturales y especialmente cuidadosos con la piel, son los que debemos usar en este tipo de rostro.

rutina facial rutina facial rutina facial

Piel mixta

Estas pieles sufren sequedad en algunas zonas y exceso de grasa en otras, normalmente en la zona T, por ello hay que usar productos que eliminen ambos problemas.

rutina facial rutina facial rutina facial

 

2. Tonificación

Después de limpiar el rostro, llega el momento de tonificar. Es igual de importante que el primer paso, ya que el tónico nos ayudará a eliminar las impurezas que se hayan podido resistir, así como los restos del desmaquillante.

El tónico no puede faltar en tu rutina facial: refresca, hidrata, cierra los poros, logra que la piel luzca más radiante y la prepara para los tratamientos posteriores. 

Además, restablece el pH del cutis,  y aumenta el riego sanguíneo, por lo que revitaliza y rejuvenece los tejidos del rostro.

En el caso de los hombres, es un buen sustituto del after shave, que es mucho más dañino para la piel.

Debes saber que el agua micelar no sustituye al tónico, por lo que no debes saltarte este paso. ¿Cómo lo aplicamos? Con un disco o algodón, pasándolo suavemente por el rostro, cuello y escote con movimientos circulares o suaves toques.

También puedes aplicarlo con las manos (bien limpias), ejerciendo presión con las palmas, sin frotar. Deja que la piel lo absorba por completo antes de aplicar el siguiente producto de tu rutina facial.

Encontramos numerosos tónicos formulados especialmente para las necesidades de cada piel:

Piel mixta

 rutina facial

Piel seca

rutina facial

Piel grasa

rutina facial rutina facial

Piel sensible

rutina facial

 

3. Sérums

El gran aliado y muchas veces olvidado. El sérum es un producto dedicado a tratar de manera eficaz cualquier necesidad de la piel.

Su alta concentración de principios activos y su textura fluida lo hacen perfecto para potenciar la penetración del producto hasta una profundidad mayor, con unos resultados rápidos y visibles.

El sérum aporta una eficacia mayor en comparación con una crema clásica, pero esto no significa que debamos sustituirla. Si usamos ambos productos en nuestra rutina facial multiplicaremos los resultados a mejor.

Si es cierto que en el caso de las pieles grasas, un sérum puede resultar suficiente, aunque eso queda en tus manos. En cambio, las pieles secas si que pueden llegar a necesitar más complementos de agua y lípidos en forma de crema.

Es recomendable para todas las edades y para cualquier tipo de piel, ya que trata y cuida capas a las que otros productos no llegan.

Aplícalo con la piel limpia, por lo que siempre debe ser después de desmaquillar y tras el tónico. Esto se traduce en que sus activos estarán en contacto directo con la piel y así no exista una barrera previa (como una crema) que dificulte la absorción.

Al ser una textura muy ligera, solo necesitarás una pequeña cantidad de producto (una o dos gotas) para poder cubrir todo tu rostro, cuello y escote. No es necesario aplicar demasiado producto, ya que con poca cantidad le sacarás mucho partido igualmente.

Para aplicarlo, comienza por la parte interior del rostro y realiza movimientos circulares hacia la parte exterior. Es importante que el producto se absorba bien antes de aplicar el siguiente paso, la crema de día o noche.

Si quieres saber más, en el post sobre sérum facial encontrarás mas consejos 😀

Aquí te dejamos algunas recomendaciones:

Piel mixta

  • 100% Organic Virgin Sea, de The Ordinary. 14,90 euros. Gracias a su alta concentración en ácido palmitoleico, conseguimos nutrir y proteger nuestra piel del daño causado por los radicales libres. Úsalo solo en tu rutina nocturna, mezclada con tu hidratante.
  • Sérum facial recuperador, de Naobay. 31,46 euros. Cuenta con una potente molécula natural con calcio que activa la síntesis natural de ácido hialurónico y la elastina. Con una correcta aplicación, podrás mantener la piel hidratada y cuidada durante todo el día.

rutina facial rutina facial

 

Piel seca

  • Q10 Plus sérum Pearls, de Nivea. 11,35 euros. Es un sérum antiarrugas ideal. Sus perlas llenas de coenzima Q10 aportarán energía y protegerán a las células contra los radicales libres. Con ácido hialurónico y creatina.
  • Sérum reparador Age Perfect, de L’oreal Paris. 21,10 euros. Enriquecido con Pro-Calcio y Miel, ambos pensados para nutrir en intensidad la piel y reforzar su barrera cutánea, reforzándola de agresiones externas. Además, está enriquecido con un agente relipidizante, el cual rehidrata y nutre la dermis.

rutina facial

 

Piel grasa

  • Solución de ácido absórbico etílico al 15%, de The Ordinary. 18 euros. Ayuda a conseguir un tono de piel más luminoso y rejuvenecido con su uso continuado. Proporciona los mismos beneficios que los de la vitamina C, rápidamente visibles y ofreciendo una estabilidad superior que cualquier otra forma directa de vitamina C.

rutina facial

 

Piel sensible

  • Aceite para rostro bio, de Garnier. 8,95 euros. Contiene aceite esencial de Lavanda y aceite de Argán ecológicos, y Vitamina E antioxidante. Consigue una piel más suave y luminosa día tras día.
  • Elixir de peonía Booster energía y luminosidad, de Bella Aurora. 22,20 euros. Gracias a su extracto de peonía del Monte Jiri, protege la piel de las agresiones externas y neutraliza la acción de los radicales libres. Igualmente, contiene ácido hialurónico, un activo que reduce las arrugas y líneas de expresión.

rutina facial

 

4. Cremas

Una vez que ya hemos terminado todos estos pasos, llega el momento de hidratar y nutrir la piel al máximo, para que se pueda exponer a las agresiones del día o a cuidar la piel por la noche.

La crema que usemos dependerá de nuestra edad, ya que la piel necesita diferentes nutrientes dependiendo de la edad que tengamos. Agua, vitaminas, ácido hialurónico…

Durante la noche es muy importante reparar y regenerar, por lo que la crema deberá ser específica para tratar los aspectos que más demande tu piel. Si no necesitas tratamientos extras, puedes usar la misma crema tanto de día como de noche.

La textura de la crema dependerá del tipo de piel, ya que están formuladas para responder a determinadas necesidades: gel, fluido, crema…

Muchas de ellas incorporan protección solar, aunque si no es el caso puedes aplicar el protector tras la crema.

En una piel joven, hay muchas fibras de colágeno y ácido hialurónico, y fibroblastos sanos. Sin embargo, cuando la piel comienza a envejecer, se pierden fibras de colágeno y ácido hialurónico, se desorganizan y los fibroblastos se dañan, con una unión dermo-epidémica más lisa.

¿En qué se traduce esto? La piel pierde elasticidad y firmeza, aparecen manchas, se apaga la luminosidad, se reduce el nivel de hidratación y aparecen líneas de expresión.

Por eso nunca debes olvidar este paso en tu rutina facial. Si quieres saber más sobre las diferentes etapas de la piel según la edad, puedes encontrar más información en este post

Estas son nuestras recomendaciones en cremas hidratantes, diferenciadas por tipo de piel.

 

Piel mixta

rutina facial

Piel seca

  • Bio 10 Antimanchas SPF15, de Bella Aurora. 24,95 euros. Incluye activos despigmentantes que te ayudarán a reducir las manchas que tengas pero también prevenir la aparición de otras nuevas, y es especial para piel seca.

rutina facial

Piel grasa

  • Crema de día SPF15, de Natura Siberica. 10 euros. Contiene numerosos ingredientes naturales pensados para acabar con los brillos y controlar la grasa que se puede formar en los alrededores de la nariz y la zona T del rostro.
  • Crema facial pepino, de Ziaja.  2,60 euros. Actúa con múltiples funciones: hidrata en profundidad, calma las irritaciones de la piel, estabiliza la producción de las glándulas sebáceas, suaviza, alisa la tez y nutre.

rutina facial rutina facial

Piel sensible

rutina facial

 

5. Ojos y labios

Ahora que ya hemos terminado nuestra rutina facial, puede que creas que nos hemos olvidado de algo, ¿verdad?

Este último apartado vamos a dedicarlo a la zona de los ojos y labios. Aunque con todos los pasos anteriores conseguiremos un rostro cuidado y una piel sana, queremos darte algunos consejos más para que puedas sacarle el máximo partido a tu ritual de belleza.

En el caso de los labios, no es para menos. Tienden a resecarse y eso luego se traduce en que nuestro labial favorito no luce como debería. Por eso debemos incluir la hidratación de los labios en nuestra rutina facial.

Encontramos mascarillas, exfoliantes y aceites que hidratarán la piel y la renovarán, para así olvidarnos de los indeseables pellejitos o heridas. Es recomendable usarlas en nuestra rutina facial de noche.

En la rutina facial de día no se nos pueden olvidar los bálsamos labiales y los protectores térmicos, para evitar que los labios se resequen en exceso.

Échale un ojo a estos productos:

rutina facial rutina facial rutina facial

 

El contorno de ojos es un gran aliado para eliminar arrugas e hidratar, ya que esa piel es la más fina del rostro. Aquí encontrarás mucha más información sobre el tema.

Por otra parte, las mascarillas para el contorno de ojos también serán grandes aliados a la hora de calmar bolsas y ojeras.

Estas son nuestras recomendaciones:

rutina facial rutina facial rutina facial rutina facial rutina facial

 

Hasta aquí el post de hoy 😀

¡Ya no tienes excusa para dejar atrás la rutina facial! Es muy importante tener constancia y seguir todos los pasos. Conseguirás una piel como nunca antes, y retrasarás los signos de la edad.

Si tienes alguna duda o sugerencia no dudes en escribirnos a hola@belletica.com o déjanos un comentario en este post.

¡Hasta pronto!

Miss Belle

Autor: Miss Belle

Comparte esta entrada en

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esto